domingo 14 de febrero de 2010

Haití experimenta un gran avivamiento


HAITI.- (AGENCIALAVOZ) A un mes del terremoto en Haití aún reina la devastación, y eso incluye a las iglesias. Entre los fallecidos en la tragedia se encuentran algunos de los principales pastores de la nación. Pero los líderes cristianos que sobrevivieron aseguran que tras la muerte, una especie de resurrección espiritual está ocurriendo.


Chavannes Jeune de la iglesia Bautista Misión es un hombre pequeño, pero cuando habla la gente lo escucha. “Tenemos una oportunidad aquí de reunirnos y servir a la gente”.
Una multitud se reúne en esa iglesia para escuchar al líder evangélico más famoso de Haití. El mensaje del pastor es: arrepentirse y prepararse para el avivamiento.
“Es hora de arrepentirse, es hora de confesar, es hora del avivamiento. Dios llama a la iglesia a apartar sus diferencias y a unirse en solidaridad para hablar al país a una sola voz”, dice Jeune.
El se lanzó a la presidencia de Haití en la pasada elección y planea hacerlo de nuevo. Por ahora, piensa en reconstruir su ciudad. “Muchas iglesias fueron destruidas, muchos pastores murieron, líderes políticos y empresariales cristianos también murieron. El impacto ha sido devastador, pero vemos señales de esperanza brotando”.

En las calles y en ciudades refugio los haitianos están buscando a Dios en gran cantidad.
Sin embargo los líderes cristianos afirman que esto antes del terremoto nunca pasó. “La gente se siente vulnerable. Han visto y experimentado muchas cosas. Más de 200 mil muertos, decenas de miles heridos. Los que sobrevivieron dan gracias a Dios y saben que deben tomar su fe más en serio”.
Herode Guilomettre, un prominente empresario cristiano, ve cambios dramáticos en cómo los líderes de diferentes denominaciones se relacionan unos con otros desde el terremoto.
“Tenemos una nueva solidaridad como nunca antes. Aún entre líderes de otros países. Por ejemplo, antes había tensiones entre líderes de Haití y República Dominicana, ahora trabajamos juntos para ayudar a aquellos que están sufriendo”, dice Guilomettre.
El cambio más profundo está ocurriendo en los refugios temporales.
“Hay una especie de transformación espiritual. En los campamentos y refugios la gente está alabando a Dios espontáneamente. Parece ser parte de un avivamiento espiritual”, confirma Guilomettre.

El es sólo uno de muchos empresarios cristianos que han abierto su casa y su billetera para cuidar a los afectados. Con la ayuda de amigos él está dirigiendo esta clínica a las afueras de puerto príncipe. “El mensaje de la iglesia para nuestra nación es que Dios es capaz de cuidarnos y el está reconstruyendo un nuevo Haití”.
Y comienza con proveer a los que perdieron sus casas un lugar temporal donde quedarse. Así que Jeune y pastores de 20 iglesias reunieron sus recursos para levantar 100 refugios afuera de la ciudad los cuales albergan a 100 familias cada uno.
“Los refugios proveen a las familias comida, cuidados médicos y consejería espiritual. en tres meses comenzaremos la nueva fase, que será la reconstrucción. Trabajamos con organizaciones cristianas y amigos de todo el mundo para reconstruir las casas”, expresa Jeune.
Un pequeño paso para volver a levantar a esta nación.
 

Blogroll

Site Info

Text

AGENCIA LA VOZ Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template