jueves 4 de febrero de 2010

El PP critica el 'uso partidista' del viaje de Zapatero al Desayuno de Oración


ESPAÑA-. ( AGENCIALAVOZ.COM ) La visita de José Luis Rodríguez Zapatero a Washington ya ha desatado la polémica antes de empezar. La controversia se debe a la cena privada que esta noche mantendrá el presidente del Gobierno con varios senadores, representantes de la Fundación IDEAS, y miembros del centro de estudios Center for American Progress (Centro para el Progreso de EEUU), el 'think tank' más próximo a la Administración Obama.


Al encuentro no han sido invitadas las personalidades no socialistas que acompañan a Zapatero en su viaje, lo que ha provocado el malestar del Partido Popular, que considera que la residencia del embajador, Jorge Dezcallar, no debe ser utilizada para un acto partidista.
"Si es un acto exclusivamente socialista, ¿qué hacen celebrándolo en la residencia del embajador? Para eso, que alquilen una sala en un hotel. La última vez que estudié Derecho Internacional Público aprendí que las embajadas eran del Estado. Las pagamos todos con nuestros impuestos, y no son para que las utilice un partido político", ha declarado a elmundo.es el diputado del Partido Popular Gustavo de Arístegui, que también ha acudido a Washington, aunque no como parte de la delegación de Zapatero, sino invitado por los Grupos de Desayunos de Oración de la Cámara de Representantes y del Senado, que son quienes organizan el evento y envían formalmente las invitaciones.
Desde Moncloa se insiste en que "es una cena privada, simplemente de intercambio de ideas, no de trabajo", y se insiste en que "el PP no debería darse por aludido".
La cena, que tendrá lugar a las 8 de la noche, hora local (dos de la madrugada en España) contará con la presencia de varios miembros del CAP, entre los que probablemente estará su presidente y jefe de gabinete con Bill Clinton, John Podesta. Además, habrá varios senadores estadounidenses. Por parte española, aparte de Zapatero, estará el diputado y actual vicepresidente ejecutivo de la Fundación IDEAS Jesús Caldera y el embajador, Jorge Dezcallar.
Agenda compartida en Washington
El CAP y la Fundación IDEAS�uyo presidente es el propio Zapatero�ienen una larga relación. Hoy, a las 3 de la tarde, hora de Washington (9 de la noche de España), Caldera y el director de la Fundación, Carlos Mulas, celebran una reunión de trabajo conjunta de unas dos horas para discutir cuestiones relacionadas con la energía, dos prioridades tanto de la Administración de Obama como del Gobierno de Zapatero. El martes, el propio Obama citó a España en un mitin en New Hampshire como un ejemplo que EEUU debe seguir en el campo de las energías alternativas.
El Center for American Progress ha tratado la reunión de trabajo y la cena en la residencia del embajador con la máxima discreción, hasta el punto de negar oficialmente la existencia de ambos eventos a los medios de comunicación. La razón esgrimida por fuentes próximas a la institución es que no quieren que sus propuestas de acción o sus debates internos condicionen el margen de maniobra político de Barack Obama. En este sentido, el CAP trata de evitar que se repitan situaciones como las generadas por la Heritage Foundation y, sobre todo, por el American Enterprise Institute, dos 'think tanks' conservadores cuyos debates públicos llegaron a condicionar en algunos casos las políticas de Richard Nixon y George W. Bush.
 

Blogroll

Site Info

Text

AGENCIA LA VOZ Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template