martes 23 de febrero de 2010

El Castigo Corporal convierte al Niño en violento


Dr. José Linares Cerón



Peru.- ( AGENCIALAVOZ.COM ) Los niños necesitan disciplina y, particularmente auto-disciplina. Pero, el Castigo Corporal es un método poco efectivo para disciplinar. Consistentemente, las investigaciones muestran que rara vez, el Castigo Corporal motiva a los niños a actuar diferente, en la medida que no les brinda un entendimiento de aquello que debieron hacer o de proveerles de algún tipo de recompensa por haberse portado bien.


La evidencia de que padres, maestros y otros, emplean repetidamente el Castigo Corporal por el mismo mal comportamiento hacia el mismo niño, muestra su falta de eficacia. Abofetear, azotar y golpear resultan sustitutos pobres de formas positivas de disciplina, donde estas últimas lejos de malcriar a los niños, les enseñan a pensar en los demás y, sobre las consecuencias de sus acciones.
Con frecuencia las personas golpean a los niños porque ellos fueron golpeados de pequeños; los niños aprenden por y de la identificación con sus padres y profesores. Resulta inútil culpar a las anteriores generaciones de la violencia, porque ellas actuaron de acuerdo a la cultura imperante de la época; no se pueden negar los lazos de cariño y gratitud que unen a esos niños y a sus mayores. Sin embargo, los tiempos han cambiado así como lo han hecho también, las actitudes sociales. Existe una gran cantidad de ejemplos de individuos que no fueron golpeados durante la niñez y que han logrado convertirse en personas exitosas, y aún más ejemplos pueden encontrarse de niños que fueron golpeados y que, no lograron explotar su potencial a lo largo de la vida.


Los padres golpean a sus niños por ira y frustración.
En primer lugar, los pequeños golpes sí causan dolor a los niños y la intención al infringirlos es causarlo. En ocasiones, un Castigo Corporal "menor" genera un tremendo daño. Golpear a los niños resulta peligroso porque ellos son pequeños y frágiles (el Castigo Corporal, muchas veces se dirige a los bebés o niños muy pequeños). Rupturas del tímpano, lesión cerebral y otros daños o incluso la muerte.

Existen abundantes investigaciones internacionales que sugieren los efectos negativos del Castigo Corporal. Las siguientes son algunas de las conclusiones:

*Escalada los castigos menores durante la infancia son poco efectivos y tienden a incrementar la escalada de violencia a medida que el niño va creciendo. Una pequeña nalgada se convierte en fuertes golpes y posteriormente en golpizas feroces. Los padres que han sido condenados por cometer serias agresiones contra sus hijos, frecuentemente explican que el maltrato se inició como una consecuencia del Castigo Corporal.

*Promueve la violencia Incluso una pequeña bofetada transmite la idea que la violencia resulta apropiada para responder a un conflicto o a una conducta no deseada. Los niños que son sometidos al Castigo Corporal tienden a ser más agresivos que sus pares, a ser abusivos en la escuela, a tomar parte en conductas anti - sociales durante la adolescencia, a comportarse de forma violenta con sus esposas e hijos y a cometer crímenes violentos. Las Comisiones nacionales contra la Violencia en América, Australia, Alemania, Sudáfrica y el Reino Unido, han recomendado la erradicación del Castigo Corporal hacia los niños como una medida para reducir de la violencia en la sociedad.


Daño Psicológico
El Castigo Corporal puede ser emocionalmente dañino para los niños. Recientes investigaciones indican que se transmiten al niño mensajes donde se confunde el amor con el dolor, la rabia con la sumisión: "Te castigo por tu bien", "Te maltrato porque te quiero", "No debes mostrar remordimientos, sin importar cuán molesto o humillado te sientas". Menor atención se ha destinado a la relación que existe entre el Castigo Corporal y desarrollo sexual (reflejado en pornografía y en el uso común de prostitutas para golpearlas y "corregirlas") y entre el Castigo Corporal y el abuso sexual de niños. La invasión a la integridad física del niño facilita el camino para otro tipo de invasiones.


Todas las culturas tienen la responsabilidad de repudiar las afrentas a los Derechos Humanos que formen parte de sus tradiciones. La Convención sobre los Derechos de Niño reivindica el derecho que tienen TODOS los niños a la protección de toda forma de violencia física y mental, sin discriminación sobre las bases de raza, cultura, tradición o religión. Existen actualmente en todos los continentes, movilizaciones que tienen el objetivo de erradicar el Castigo Corporal. Las golpizas en las escuelas son ilegales en los países de todos los continentes.
El niño depende de sus padres, necesita de su amor, su toque suave y su protección. El uso del castigo que causa dolor y degradación no contribuye ni al carácter ni a la educación del niño, sino que en lugar de ello daña sus derechos como persona. Lastima su cuerpo, sus emociones, su honor y su adecuado desarrollo. Nos distancia de nuestra aspiración de ser una sociedad libre de violencia.


El Pastor Jose Linares Cerón. Tiene Doctorado en Teología, Misiones y Psicologia, con Maestrías Matrimonial y Familiar. Diplomado en Psicología, Familia y Derecho. Presidente Ciprofam Internacional - Fundador del Ministerio Oración Internacional, entre otras organizaciones
 

Blogroll

Site Info

Text

AGENCIA LA VOZ Copyright © 2009 WoodMag is Designed by Ipietoon for Free Blogger Template