martes 27 de mayo de 2008

No seas fiador de un extraño, ni aún de un amigo


Por Heber Paredes

“Con ansiedad será afligido el que sale fiador de un extraño; mas el que aborreciere las fianzas vivirá seguro” (Proverbios 11:15).

La Biblia nos instruye sobre cómo administrar nuestros recursos y finanzas, de la misma manera nos previene de cometer errores en los que fácilmente se puede caer. El fiador es aquel que sin ser el comprador directo de un producto firma juntamente con el comprador y a través de su firma está asumiendo la deuda del que compra, de tal manera que si el que compra no puede pagar la deuda, el fiador deberá pagarla obligadamente.


Si bien este consejo es directo para no salir fiador de un extraño, en Proverbios 6:1-2, se nos advierte del riesgo de salir fiador aún de un amigo (Hijo mío, si salieres fiador por tu amigo, si has empeñado tu palabra a un extraño, Te has enlazado con las palabras de tu boca, Y has quedado preso en los dichos de tus labios). La fianza es cuando alguien nos requiere como garante para pedir un préstamo de dinero, es lo mismo que salir de fiador, el garante asume el pago de la deuda tal y como si a él o ella le hubieran prestado el dinero.

Cuando se trata de dinero debemos ser muy cuidadosos, pues muchos, aún conocidos, amigos, familiares o hermanos nuestros, pueden por diversas razones dejar de pagar una deuda, el fiador deberá pagarla sin ninguna excusa, pues cuando firmó se comprometió a asumir la deuda del otro como que si él hubiese hecho la compra.

Muchas personas han tenido que pagar deudas ajenas de amigos o de extraños, aún con sus propios bienes o ir a la cárcel, todo por haber salido de fiadores, (conozco un amigo que perdió todo sus bienes, y le embargaron su sueldo, por haber salido de fiador de un amigo suyo que tuvo que salir de su país y se fue sin pagar sus deudas). Hay muchas personas que se meten a deudas sin tener capacidad de pago o sin medir su futuro, por eso la Biblia nos advierte, para que con sabiduría evitemos aflicciones y sufrimientos innecesarios. No confundamos la demostración de amor que debemos manifestar a otros, con ser parte de la insensatez y falta de sabiduría en el manejo y administración de las finanzas de otros.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates